Los caminos artísticos de un greco

“Qué es el Greco? Un pintor lúgubre, oscuro, verde, azul, amarillo, en quien las carnes parecen carnes de muertos y las lacas rojas, coágulos de sangre recién vertida” ¹

El pintor greco que escandalizó al cardenal

El Expolio de Cristo- Greco

‘El expolio de Cristo’ Sacristía de la Catedral de Toledo

Cuerpos estrechados, caras grisáceas. Fantasmas en ropa de color viva y paisajes supernaturales. No hay que ser muy conocedor de arte para reconocer la obra de esta artista. Domenikos Theotokopoulus, alias El Greco, era escultor, arquitecto y pintor en el Renacimiento. Era inteligente y muy artístico, pero también tenía sus caprichos.  Aunque le inspiraban los dibujos y las esculturas, dijo de su contemporáneo Michelangelo que no sabía pintar ni la carne y la vida, ni los elementos naturales. Por su gran talento El Greco obtuvo trabajos con familias de clase alta, como con el cardenal de Roma. Sin embargo, se dicen que fue despidida por sus comentarios chocantes.

El amor por Toledo y la transformación de la pintura

Su ambición le llevó de Creta, Venecia y Roma a Madrid. Lleno de orgullo se presentó en la corte de Felipe II. El rey estaba en medio de una discusión sobre la decoración del Monasterio del Escorial, pero no quería darle trabajo a El Greco. En consecuencia, el artista cambió Madrid por Toledo y se enamoró de la ciudad a primera vista. En aquella ciudad castellana probó muchas técnicas hasta que desarrolló su propio y único estilo. En vez de pintar un mundo realista, empezó a hacer creaciones que brotaban de sus adentros. En sus cuadros religiosos no puso el énfasis en sus personajes sino en el sufrimiento o la devoción pura de ellos. Sus mundos estaban llenos de colores, sin fronteras. Para él no existían fronteras entre la tierra y el cielo. Todo lo que tenía que ver con la naturaleza y los elementos naturales le fascinó y resultó en una dedicación absoluta para los detalles naturales. A la vez era el primer pintor de paisajes en España. Tanto amaba a Toledo que lo usó como sujeto en su ‘Vista y plano de Toledo’, un cuadro que pintó al finales de su vida. Murió en su casa el 7 abril 1614. Este año, 2014, su muerte está conmemorada en el IV Centenario de El Greco en la ciudad de Toledo.

¹Emilia Pardo Bazán, «La vida contemporánea. De todo un poco», La Ilustración Artística, 21 de mayo de 1901, núm. 1060.